GONZALO ROJAS AL PREMIO NOBEL 2006

TU FURIA DE AMOR ENGENDRA RELÁMPAGOS
(a Gonzalo Rojas)

El hijo del minero trae su voz recóndita y artero recita luz
atiendes las estaciones que se abrasan en la fragua de tu lengua provinciana
perforando como gota sobre mármol al corazón duro, llagas el alma.

Somníferos los vates que no se acrisolaron en el amor de las muchachas
esperpénticos los efluvios que en toda geografía se autoinmolan
demiúrgicos, rabiosos de ternura los endecasílabos abyectos de placeres
y aquilatados de rosa cuyo aroma sin nombre florece.

Para nada sirven los premios, la guerra está ahi Gonzalo, esa no sirve, más
tu respiración cóncava de luces subterráneas buscando el oro perdido
nos sirve, me sirve, me da vida tu verso sin remilgos en su temple.

Llamaste al aire tu espada y a la muerte tu preciosa enemiga
de antiguo, cuando en Lebu, en los fuegos de la aurora se dilatan tiernos
para recibir el sol colorado y furioso que nos trae de cabeza hasta la espuma rosácea
de mujeres bellas, de tantas mujeres enamorado, tu bien sabes que nos falta médula
cuando nos escuece ese misterio que nos trae de antiguo
trepando desde el fondo de la tierra, más se ve luz allá, terminando exigido de amor.

Tu furia de amor engendra relámpagos…

Un humilde homenaje de este poeta menor para el maestro Gonzalo Rojas, sumándome a la campaña para postular al araucano poeta al Premio Nobel de Literatura 2006.

LLEGÓ EL TREN !!!!!


Estoy inmensamente feliz, hoy a las 9:30 horas (exacto) por primera vez desde hace muchos años, volvió a pasar el tren al Sur por la Estación de Purranque.

Se trató de un viaje de prueba que realizó EFE, desde Victoria a Puerto Varas, principalmente para verificar el estado de la vía férrea, donde aún faltan algunas obras como el confinamiento (cierre de la vía) en más de 54 kms. en sectores urbanos entre Temuco y Puerto Montt, además se contruirán 30 pasos peatonales a nivel y se educará a niños y adultos en materias de seguridad, señalética y uso del ferrocarril.

Acá en Purranque la comunidad se ha movilizado junto al Municipio y se han logrado mantener algunos pasos peatonales que por años fueron utilizados por los purranquinos, sobretodo porque la línea férrea divide en dos a nuestra ciudad.

Bueno, la máquina que ven aquí es un automotor TL596 diesel. Serán cuatro máquinas las que harán el recorrido entre la IX y X regiones y están compuestas de dos coches, su capacidad es de 136 pasajeros sentados, tienen aire acondicionado, vidrios de policarbonato, pisos anti deslizantes, maleteros, baño y sistema de megafonía entre otros. La inversión directa total de estos equipos es de $12,5 millones de dólares, por lo tanto deberemos cuidarlos porque realmente son de lujo.


Los datos técnicos fueron entregados gentilmente a este cronista por personal de EFE que viajaba en el automotor, que compartieron con los purranquinos que acudieron a ver la llegada del tren en masa, principalmente los mayores a quienes les trajo grandes añoranzas. Además se nos invitó a todos los presentes a abordar el coche y apreciar la comodidad de estos.


Como ven en las fotografías, los purranquinos y purranquinas estamos felices, y no es para menos… una señora que estaba a mi lado lo resumió en una frase conmovedora…»es como estar soñando, nunca pense que volvería ver el tren…»

Y para terminar, una imagen que siempre será parte de nuestra historia familiar: mi esposa Viviana y mi hija Anayen, despidiendo el tren…

 

Espero seguir contándoles de esta maravilla, realmente estoy emocionadísimo y feliz, se ha cumplido lo que dije hace tres años cuando me vine a Purranque «algún día volverá a pasar el tren, porque Chile no puede dejar botada una de sus columnas vertebrales, y así podré viajar desde Purranque al Sur y al Norte, mirando el bosque desde la ventana de un vagón».

Muchos no me creyeron… pero no importa… hoy vi como un sueño de niño se me volvió realidad.

Gracias todos los trabajadores y trabajadoras de Ferrocarriles del Estado, a las autoridades, al Presidente.

Muchísimas Gracias, nos han devuelto un pedacito de nuestra identidad.

Ser periodista…

CSj6aSbWUAAewk1

Ser periodista en Chile exige mucha paciencia, una dosis de autoestima muy alta y un cuero de elefante.

Probablemente en otras bitácoras se habrán enterado de las supuestas presiones que habría recibido Mauricio Hoffmann para cerrar su blog o del despido de algunos periodistas por decir más de la cuenta en sus bitácoras.

Como periodista sólo me desempeñé unos cuantos meses en una radio de provincia, mientras hacía la práctica voluntaria y al año siguiente en un canal de televisión por cable de una ciudad sureña. En ambos lugares pude compartir con personas muy valiosas y entregadas a su labor, pero me quedó claro, faltando un año para terminar la carrera, que sería muy difícil congeniar con la línea editorial de la gran mayoría de la prensa chilena. Por ello y por la alastante falta de trabajo, decidí no ejercer como periodista en los medios de comunicación. También existieron otras razones de índole familiar (debi acudir en apoyo de uno de mis padres que enfermó gravemente), pero lo cierto es que me dediqué a escribir, a generar ingresos ocasionales a través del diseño de agendas escolares y otros productos de esa índole, para finalmente decidirme a estudiar un magister para ejercer la docencia universitaria en temas relativos a la Comunicación.

No diré que me ha ido mucho mejor que a mis colegas en cuanto a lo económico (todos saben que los profesores ganan poco dinero en relación a la responsabilidad social que tienen), pero me parece que estoy un poco más tranquilo.

En conversaciones casuales con personas de distinta profesión, suelen hablar mal del periodismo chileno, lo denostan y denigran…y siempre termino defendiendo a mis colegas, nunca a los medios de comunicación. Porque solo alguien que ha trabajado como periodista sabe que está permitido informar lo que el Jefe quiere que informen, porque más allá de eso puede costarte el trabajo, o simplemente caer en la cárcel por injuriar o difamar a alguna persona con el poder suficiente como para llevarte a tribunales y conseguir tu condena. Y todo eso es un contrato «tácito» que no está escrito en ninguna parte, pero que todos saben cumplir.

Sólo quiero decir que estimo mucho a todos los periodistas que trabajan en los medios. Probablemente algunos se han creído el cuento y lo estén pasando bien, otros viven deprimidos, y algunos se han endurecido tanto que ya no quieren luchar por una causa que parece perdida a todas luces.

Es triste vivir detrás del escenario y ver cotidianamente los rostros detrás de las máscaras y al ser humano desnudo que se viste del ropaje de la fama o del poder, mientras aplauden o rechiflan desde las butacas los que sólo ven la obra que se les presenta en el escenario de todos los días.

Se pueden decir muchas verdades… y también se pueden guardar muchos silencios, los periodistas son testigos de muchas historias jamás contadas. En ese hecho se sostiene su dignidad, pero su heroísmo nace de transgredir su sentido de supervivencia… y no hablo de cubrir la noticia de una guerra o un huracán.

Mi solidaridad para las periodistas y los periodistas del mundo entero.

¿Otro Universitario Desaparecido en Valdivia ?

Hoy el Diario Austral de Osorno publicó esta noticia

Se llama Carlos Hugo Millán Cárdenas, tiene 20 años, desapareció la noche del Sábado 1 de Octubre, en extrañas circunstancias después de participar en una fiesta juvenil en Valdivia, Es alumno de tercer año de la carrera de Turismo en la Universidad Austral de Valdivia (Uach).

Carlos es originario de Ancud e ingresó a la carrera de Turismo en Valdivia, donde destacó por sus cualidades de estudio y compañerismo. Su extraña desaparición determinó que sus compañeros de carrera y universidad iniciaran una cruzada destinada a reunir información para conocer su paradero.

Hoy convocaron una marcha en el centro de Valdivia para decir «Nunca Más».

EnValdivia está el trsite recuerdo de dos universitarios que aparecieron muertos en las riberas del rio después de permanecer «desaparecidos» varias semanas, luego de asistir a fiestas.

El panorama en la Región no es alentador, en años anteriores se han registrado desaparecimiento de niños y jóvenes en distintas comunas de la Décima Región.

¿Los poetas le tenemos miedo a la influencia de la Fundación Neruda?

pez-simbolo-de-la-fundacion

La Fundación Neruda desde ya ha tenido una actuación poco afortunada en lo que se refiere a la difusión de la obra de Pablo Neruda. Asociarse con el Mercurio, diario estrechamente vinculado a la dictadura de Pinochet para promover la lectura de las obras de Neruda, antologadas por el cura Ibañez Langlois, ya me parece una acción pco afortunada. Es como si a la Fundación le agradara la promoción de un Neruda «aséptico», sin pasado, presente, ni futuro político.

El bloguero Claudio G ha encontrado y puesto en la palestra un interesante artículo sobre la Fundación Neruda. Debo confesar que alguna vez también estuve frente al Gerente y comparto la impresión de Claudio. En esa ocasión trabajaba con un amigo en un proyecto para colocar poesía en las ventanas de las micros, recuerdo que luego de exponerle la idea de mi amigo, se tomo una semana y me entrego una carta con la autorización, pero no hubo interés en el proyecto como para involucrarse más. Quizás era malo, o talvez en ese momento Neruda no llegaba al Centenario. El asunto es que me pareció muy surrealista «pedir permiso» para llevar la poesía a la gente… que loco. en todo caso los poetas siguen funcionando con esa lógica, incluyéndome, lo que me ha hecho pensar en que esto de las licencias Creative Commons son el momento de renunciar a eso de «los derechos de autor» como un concepto que ha convertido al arte en un mercado de acciones y valores transables en el mercado bursátil.

En este tiempo de globalización, de internet, de intercambio global de ideas me parece a lo menos una actitud ingenua.

Los poetas sabemos quien es Neruda, incluso muchos le cuestionamos su «obsecuencia» con Stalin o incluso creer en su ingenuidad frente a los crímenes de la URSS, pero me da mucha risa que esos ismos que pelan a Neruda por «hacer la vista gorda con Stalin» estén dispuestos a comulgar con ruedas de carreta y pensar que a Neruda le parecería bien verse transformado en un objeto de marketing cultural y que, más encima, los fondos que se recauden por los derechos de autor de sus libros se reinviertan en una empresa con el único fin de obtener dividendos como accionista, es decir, ejerciendo el capitalismo financiero de la manera más simple.

Hasta el momento, sólo por el artículo escrito por Casasús para el periódico La Jornada de Morelos he conocido de la postura de algunos poetas rechazando las actitudes cuestionables de la Fundación, enre ellos Gonzalo Rojas, mínimo. Pero del resto, por lo menos yo no he leído ninguna protesta ni he escuchado cuestionamientos. Puro pragmatismo literario, la publicación justifica los medios diría alguien por ahí.

Más de alguien podría decirme que es lo más lógico, pues se trataría de incrementar el patrimonio de la Fundación Neruda para realizar sus acciones de caracter cultural. Pero en poesía no es usual el concepto de la lógica, es más recurrente la coherencia. O sea, si escribes y crees que sirve de algo escribir poesía, por lo menos tienes que estar a la altura.

La poesía no debería ser nunca un negocio, es una actividad noble, que ni siquiera debe practicarse con el afán de ganarse la vida (en mis tiempos de poeta aspiracional, era una de mis creencias, pero un entrañable amigo se encargó de echar abajo esa catequesis del espanto).

Compañeros Poetas, lo mínimo que debemos hacer siempre es exigirle a la Fundación que se abra la obra de Pablo Neruda, toda su obra, incluso la política, entregando las obras completas a todas las bibliotecas de Chile. Para que los lectores y lectoras, escritores y escritoras puedan estudiarlo cabalmente. Talvez todo lo que se gasta en marketing y en eventos podría, hace mucho tiempo, haberse invertido en imprimir ediciones gratuitas de esas obras para las bibliotecas de todas las escuelas y colegios de Chile. Nada de antologías, las Obras Completas. Que sea el lector quien determine que cosa es lo que le gusta.

Las becas o premios de parte de la Fundación, no me parecen indispensables.